Herpes Genital: Las diez cosas más importantes que debe saber



Lo que tiene que saber sobre el herpes genital


1- Hay dos tipos de virus del herpes simple (HSV). 

*HSV-1 Generalmente infecta la cara o los labios ( Herpes labial).

*HSV-2 Generalmente infecta los genitales y se estima que 1, de cada 8 adultos llevan este tipo de virus.

2- El tipo de virus del herpes labial, también puede infectar los genitales

Mientras que los dos tipos diferentes de HSV tienden a complicar a diferentes áreas del cuerpo, HSV-1 puede transmitirse a los genitales. 

Los resultados de un estudio realizado en Australia, encontró que ha habido un aumento constante en los casos de herpes genitales causados por el HSV-1, muy probablemente debido a un aumento en la popularidad de las relaciones sexuales orales.

3- Las mujeres tienen más probabilidades de contraer el herpes genital


La anatomía de los cuerpos de las mujeres las hace susceptibles a contraer el virus, más que los hombres.

Si un hombre y una mujer tienen la misma cantidad de relaciones sexuales sin protección, la mujer tiene más probabilidades de contraer el virus, simplemente debido a su fisiología.

4- Muchas personas con una infección de herpes genital no tienen ampollas o úlceras

Los síntomas típicos incluyen una sensación de hormigueo, picor o sensación de quemazón inicial seguido de ampollas que se revientan dejando, úlceras dolorosas superficiales. 

Las personas también pueden tener síntomas similares a la gripe. Sin embargo, muchas personas no experimentan ninguno de estos síntomas (son asintomáticos). 

Por ejemplo, una mujer puede tener la sensación inicial de picazón y las úlceras pueden ser tan insignificantes que no son tomadas en cuenta.

5- Un brote de síntomas, no significa necesariamente que la infección es reciente

Después de la infección inicial (que puede no causar síntomas reconocibles), el virus se mueve a un nervio cerca de la base de la columna vertebral donde permanece de por vida. 

El virus puede permanecer latente aquí por muchos años, pero también puede reactivarse y provocar una recaída. 

Si una persona experimenta los síntomas por primera vez, puede ser que recientemente se ha infectado con el virus o que en realidad podría estar experimentando una recurrencia, quizás meses o años después de ser infectado por primera vez.

6- Las pruebas para el herpes genital tienen limitaciones

Si una persona tiene una ampolla de herpes genital o úlcera, una prueba de cultivo se puede realizar en las células o en el líquido recogido. Una prueba de cultivo para el VHS (virus del herpes simple), no puede llevarse a cabo si una ampolla o úlcera, no está presente.

Un análisis de sangre está disponible, pero sólo prueba anticuerpos contra el virus; es decir que sirve para saber si una persona ha estado expuesta al virus en algún momento de su vida (infección reciente o pasada). 

Mientras que un análisis de sangre HSV-2 positivo, confirma esencialmente una infección genital (es raro que el VHS-2 infecte la boca), no hay forma de saber si una prueba de sangre con HSV-1 positivo, se deba a una infección en la boca o una infección genital.

Además, los anticuerpos tardan tiempo en aparecer en un análisis de sangre, por lo que alguien probado en las primeras seis a ocho semanas después de la infección todavía puede recibir un resultado negativo.

Es importante que las personas que buscan pruebas para el herpes genital, entiendan la prueba y lo que se puede y no se puede decirles. Por ejemplo, no existe ninguna prueba para el herpes que sea capaz de determinar de que persona contrajo el virus y cuando se produjo la infección.

7- El virus puede ser transmitido incluso cuando no hay ampollas o úlceras

El riesgo de transmitir el virus a su pareja es más alto cuando los síntomas están presentes, desde el momento de la sensación de hormigueo hasta cuando las costras se hayan caído con las úlceras cicatrizadas.

Sin embargo, el virus también se transmite periódicamente, incluso cuando no hay síntomas presentes (que se refiere como diseminación viral).

8- Los condones no ofrecen una protección completa, sobre todo para los hombres

Herpes-Genital-cosas-importantes-que-debe-saberHSV se transmite por contacto directo de piel a piel. Los condones hacen reducir el riesgo de transmisión, pero no del todo.

La infección puede estar en áreas de la piel no cubierta o no protegida por el condón. 

Si bien los condones proporcionan una protección significativa contra la transmisión de un hombre a una mujer del virus, no proporcionan el mismo nivel de protección contra la transmisión de una mujer a un varón.

9- El mantenimiento de un sistema inmune saludable puede ayudar a prevenir las recurrencias

Hay una serie de factores que parecen estar asociados con las recurrencias del herpes. 

Estos incluyen la mala alimentación, el estrés, la fatiga, la menstruación, las relaciones sexuales (la fricción en la zona), el alcohol, las quemaduras de sol y tener un sistema inmunológico debilitado (por ejemplo., Tener gripe o el VIH).

10- Los medicamentos anti-virales pueden acelerar la curación y reducir la transmisión

Los medicamentos antivirales pueden reducir la duración y severidad de un brote de herpes y reducir el riesgo de transmisión.

Los que experimentan recurrencias frecuentes pueden tomar medicación antiviral a diario, para reducir la probabilidad de recurrencias. 

Los medicamentos anti-virales, sin embargo, no matan el virus del herpes y una persona lo llevará por el resto de su vida.