Secreción del pene: Síntomas - Causas - Tratamiento



Secreción del pene se define como la pérdida anormal de líquido que sale del pene que no es ni la orina o líquido seminal. 


En muchos de los casos, la secreción del pene es una señal de que una ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) está presente. 

Debido a que la probabilidad es seria y muy probable, si estuviera experimentando una secreción del pene usted debe buscar un diagnóstico formal de un medico y un plan de tratamiento. 

La secreción que se produce en el pene no tiene por qué ser un siempre una condición en la que se pierden grandes cantidades de líquido. Puede ser una muy pequeña cantidad de secreción experimentada intermitente, que se produce en el transcurso del día.

En muchos casos, un hombre identificará la secreción del pene por las manchas descoloridas en su ropa interior, donde la descarga entró en contacto con el tejido y esto causa una mancha. 

El color puede ser claro, contrario a la creencia popular de que siempre se cree que es amarillo y con pus. 

En algunos casos, la descarga puede ser incluso, de color verde, y si tiene una secreción en el pene de color verde, usted necesita ver a un médico inmediatamente más rápido. 

Algunos de los síntomas que acompañan a la secreción en el pene puede incluir disuria, que es una impresión de ardor al orinar, o las ganas de orinar de manera frecuente. 

La nicturia  es cuando usted tiene que orinar con frecuencia durante la noche, es otra señal observar como están hinchados ganglios linfáticos de la ingle y erupciones cutáneas en la zona genital. En la mayoría de los casos, la secreción del pene se debe a la uretritis gonocócica o uretritis no gonocócica.

Uretritis gonocócica es mejor conocida como la gonorrea, que tiene un periodo de incubación de 2 a 5 días desde el punto de infección, alcanzará su punto máximo en unas dos semanas. 

Secreción-del-peneSi no se trata, la infertilidad es una complicación posible pero poco frecuente en etapas tardías, pero más comunes son las infecciones de la sangre, artritis en las rodillas, las manos y las muñecas, lesiones de la piel, manchas rojas o bultos en los pies y / o manos, y escalofríos.

En el caso de la descarga del pene debido a la uretritis no específica (no gonocócica),  es más común en el rango de edad de 20 a 35 años y se puede transmitir por varias formas, incluyendo ureaplasma urealyticum, trichamonis vaginalis, Mycoplasma genitalium, herpes simplex, o Chlamydia trachomatis.

Las pruebas para conocer el génesis de la secreción del pene, son simples aunque incómodas para la mayoría:

Se realizan con un hisopo uretral en la mayoría de los casos, aunque en algunos una primera muestra de orina será suficiente. Desde cualquiera de esas muestras se llevará a cabo una prueba de glóbulos blancos para formular un diagnóstico y un plan de tratamiento.

En la mayoría de los casos los primeros antibióticos son suficientes y pueden erradicar cualquiera que sea la causa subyacente  que ha llevado a la descarga o secreción del pene. 

Fuentes: Clínica Mayo y otras.