Mostrando entradas con la etiqueta como se contagia la clamidia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta como se contagia la clamidia. Mostrar todas las entradas

Clamidia, síntomas en hombres



Clamidia, detección y tratamiento


La clamidia es un tipo de enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por la bacteria "Chlamydia trachomatis".

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos, infectando a más de un millón de personas, sin contar aquellos que no son conscientes de que tienen la enfermedad.

El número total de personas infectadas es probablemente mayor, ya que muchas personas no manifiestan los síntomas de la enfermedad.

La clamidia es relativamente fácil de tratar. Sin embargo, es difícil de diagnosticar, especialmente en los hombres. 

clamidia sintomas en hombresAlrededor de la mitad de los hombres infectados no presentan los síntomas de la enfermedad y no están siendo revisados regularmente por "Chlamydia".

Por otra parte, el 75 por ciento de las mujeres no presentan síntomas, es por eso que la enfermedad se transmite fácilmente a los socios confiados.

En casos raros, los hombres infectados pueden llegar a ser estériles, así como tener otras complicaciones tales como la artritis si la clamidia no se diagnostica a tiempo y se aplica el tratamiento apropiado.

Identificación de la clamidia


Los  síntomas de la clamidia en los hombres, cuando se detecta o se dan cuenta, incluyen una secreción acuosa o blanquecina del pene y dolor, sensación de ardor al orinar.

La punta del pene puede estar dolorida y roja.

Si la infección se adquiere a través del sexo anal, el recto puede sangrar o emitir una descarga, así como una sensación de ardor.

Cuando se adquiere a través de sexo oral, puede causar una garganta roja y dolorida.
Los síntomas pueden ocurrir de una, a tres semanas después de infectarse.

Los síntomas provocados por clamidia sin diagnosticar y sin tratar se pueden extender por el cuerpo de la persona y pueden incluir erupción de la piel, artritis, infección e inflamaciones oculares (conjuntivitis).

Un examen, puede ayudar a prevenir la posibilidad de transmitir la enfermedad a otros, así como conseguir un tratamiento temprano de la enfermedad.

Prevención y  cura de la clamidia


Al igual que la prevención de cualquier otra enfermedad de transmisión sexual, la abstinencia sigue siendo el medio más eficaz para prevenirla. Además, el tener relaciones sexuales con una sola pareja que no tiene clamidia es también una medida preventiva.

Los condones pueden ayudar a reducir el riesgo de infección, sin embargo, no son 100 por ciento eficaz. Durante el sexo oral, el uso de protectores dentales sería de gran ayuda. Son pequeñas, láminas de plástico que utilizan los dentistas para los empastes dentales.

El uso de condones durante el sexo anal, también puede prevenir la infección. Para las personas diagnosticadas con clamidia, una sola dosis de antibióticos por una semana puede curar la infección.

Consideraciones sobre la clamidia

La clamidia no tratada en los hombres, puede conducir al síndrome de Reiter, que es una combinación de los trastornos.

Los síntomas de esta enfermedad incluyen la artritis que afecta las manos, los pies y rodillas, también causa la conjuntivitis. 

El sindrome de Reiter también causa erupción que parecen pequeñas protuberancias duras en las plantas o las palmas de las manos, pies, llagas o pequeñas puntas ubicadas en el pene.
También puede dar lugar a la inflamación de la glándula de la próstata y los problemas cardiovasculares.
El síndrome de Reiter es raro y los hombres están mas afectados que las mujeres.

Advertencia:

La clamidia puede progresar a la inflamación crónica de la uretra y el epidídimo (epididimytis) en los hombres. El epidídimo es el tubo dentro del escroto cerca de los testículos y es donde los espermatozoides maduran y se almacenan antes de la eyaculación.

La epididimitis provoca inflamación y dolor en el escroto, así como fiebre. 

La infertilidad puede ocurrir si no se trata. La infección por clamidia es la causa más común que provoca epididimitis en los hombres menores de 35 años.
Es mejor asistir a un urologo ante cualquier sintoma que pueda tener que ver con la clamidia.