Enfermedades de transmisión sexual en adolescentes

¿Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), son enfermedades infecciosas que se transmiten a través del contacto intimo.

El cincuenta por ciento de las nuevas enfermedades de transmisión sexual, se producen en las personas en el rango de edad de 15 a 24 años.

La protección de su hijo adolescente, de las enfermedades de transmisión sexual


La mejor manera de evitar que su hijo contraiga una ETS, es aconsejarles que se abstengan de cualquier tipo de contacto intimo con otra persona.

Sin embargo, si deciden tener relaciones intimas, hay varias medidas preventivas a seguir, recomendadas por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, para ayudar a reducir el riesgo de su hijo adolescente de desarrollar una enfermedad de transmisión sexual.

Estas medidas preventivas incluyen:

-Tener una relación mutuamente monógama con una pareja no infectada.

-Utilice (consistente y correcto) un preservativo de látex masculino o condón femenino de poliuretano, incluso para el sexo oral.


-Use agujas estériles, si se inyecta drogas por vía intravenosa.


-Disminuir la susceptibilidad a la infección por el VIH, mediante la prevención y el control de otras enfermedades de transmisión sexual.

Tener otra enfermedad de transmisión sexual, hace que sea más fácil infectarse con el VIH.

Dilatar el tener relaciones intimas, siempre y cuando sea posible.


Las personas jóvenes cuando empiezan a tener relaciones intimaspor primera vez, son más susceptibles de contraer una ETS.

Sométase a revisiones regulares para el VIH y las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Conozca los síntomas de enfermedades de transmisión sexual y busque ayuda médica tan pronto como sea posible, si experimenta algún síntoma.


-Evite tener relaciones sexuales durante la menstruación.
-Evitar las relaciones sexuales anales, o use un condón masculino de látex y microbicidas tópicos.
-Evite las duchas vaginales.

¿Qué debería hacer su hijo adolescente si ha sido diagnosticado con una enfermedad de transmisión sexual?

-Comenzar inmediatamente el tratamiento, tomar todos los medicamentos y seguir los consejos de su médico.
-Notifique a todas sus parejas intimas recientes, e instarlos a asistir al doctor.

-Evitar la actividad amatoria intima mientras está bajo tratamiento por una enfermedad de transmisión sexual.
Si su pareja también necesita tratamiento, espere hasta que su tratamiento se complete también.

Hágase una prueba de seguimiento para asegurarse de que la enfermedad de transmisión sexual se ha tratado exitosamente.

¿Cuáles son algunos tipos comunes de enfermedades de transmisión sexual?


Numerosas enfermedades de transmisión intima han sido identificadas. Según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y el CDC, los tipos más comunes de enfermedades de transmisión sexual incluyen:

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH):

VIH, el virus que causa síntomas de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), destruye la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. Se transmite por relaciones sin protección con una persona infectada, así como a través del contacto con sangre infectada o agujas contaminadas.

Las personas con infección avanzada por el VIH son muy susceptibles a muchas enfermedades que amenazan la vida y para ciertas formas de cáncer.

Virus del papiloma humano (VPH):

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual común, que puede causar verrugas genitales llamadas condilomas, que pueden ocurrir en el interior o fuera de las áreas de los genitales y pueden propagarse a la piel circundante o a una pareja sexual.

La infección por HPV no siempre provoca las verrugas, la infección puede pasar desapercibida. 

Las mujeres con una infección por VPH tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical.
Las pruebas de Papanicolaou regulares pueden detectar la infección por el VPH, así como las células cervicales anormales.

Una vacuna contra el VPH está disponible para ayudar a prevenir el cáncer cervical y las verrugas genitales. Se recomienda a partir de los 11 años. Hable de esto con el médico de su hija.

Aunque existe un tratamiento para las verrugas genitales, (que a veces desaparecen por sí mismas), los restos de virus y las verrugas pueden reaparecer.

Ciertos tipos de HPV también pueden causar verrugas comunes en otras partes del cuerpo como las manos, sin embargo, éstas no causan por lo general problemas de salud.

Clamidia:

Las infecciones por clamidia, la más común de todas las enfermedades de transmisión intima, pueden afectar tanto a hombres y mujeres. Pueden causar un flujo genital anormal y ardor al orinar.

En las mujeres, la infección por clamidia no tratada, puede conducir a la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que es una infección del útero, las trompas de Falopio y otros órganos reproductivos que causan síntomas como dolor abdominal.

Las infecciones por clamidia pueden tratarse con terapia antibiótica.

Desafortunadamente, muchas personas con infección por clamidia tienen pocos o ningún síntoma. Las complicaciones más comunes y graves ocurren en las mujeres, e incluyen enfermedad pélvica inflamatoria, embarazo ectópico (en las trompas) e infertilidad.

Los hombres pueden tener síntomas urinarios o no tener síntomas, mientras que tienen clamidia.

La gonorrea:

La gonorrea causa flujo en la vagina o en el pene y la micción dolorosa o difícil.


Las complicaciones más comunes y graves ocurren en las mujeres, e incluyen (igual que con clamidia), enfermedad pélvica inflamatoria, embarazo ectópico (en las trompas) e infertilidad. Las infecciones por gonorrea pueden tratarse con terapia antibiótica.

El herpes genital: 

Las infecciones de herpes genital, normalmente son causadas por el virus del herpes simple (VHS).
Los síntomas pueden incluir ampollas dolorosas o lesiones abiertas en el área genital, que pueden ser precedidas por una sensación de hormigueo o sensación de ardor en la zona.

Las lesiones del herpes generalmente desaparecen en pocas semanas, pero el virus permanece en el cuerpo y las lesiones pueden reaparecer de vez en cuando.

No hay cura para el virus del herpes, pero hay agentes anti-virales para tomar que pueden acortar los brotes y reducir los síntomas.

La sífilis:


El síntoma inicial de la sífilis, es una llaga abierta indolora que por lo general aparece en el pene, la vagina o alrededor del órgano sexual.


La sífilis no tratada puede llegar a etapas más avanzadas, incluyendo una erupción transitoria y, eventualmente, una implicación grave del corazón y el sistema nervioso central. Las infecciones por sífilis pueden tratarse con terapia antibiótica.

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP):

La enfermedad inflamatoria pélvica, es una complicación grave que las mujeres pueden obtener de algunas enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia y la gonorrea. EIP es una infección del útero, las trompas de Falopio y otros órganos reproductivos. Puede causar dolor abdominal bajo.

Otras enfermedades que pueden transmitirse sexualmente incluyen:


-La vaginosis bacteriana
-Chancroide

-Las infecciones por citomegalovirus

-Granuloma inguinal (donovanosis)

-El linfogranuloma venéreo

-El molusco contagioso

-Los piojos púbicos

-Sarna

-Tricomoniasis

-Las úlceras orales (Las relaciones intimas orales puede resultar en úlceras de la gonorrea o el herpes)

Datos sobre enfermedades de transmisión sexual y los adolescentes:

Las enfermedades de transmisión sexual, afectan a hombres y mujeres de todos los orígenes y niveles económicos.

enfermedades-de-transmision-sexual-en-adolescentesSin embargo, casi la mitad de todos los casos de ETS en los EE.UU. se producen en personas menores de 25 años.

Las enfermedades de transmisión sexual están en aumento, posiblemente debido a las personas más activas que tienen múltiples parejas intimas durante su vida.

Muchas ETS inicialmente no provocan síntomas.

Además, muchos de los síntomas de enfermedades de transmisión sexual pueden confundirse con los de otras enfermedades que no se transmiten a través del contacto intimo, especialmente en las mujeres.


Incluso ETS asintomáticas pueden ser contagiosas.


Las mujeres sufren síntomas más frecuentes y graves de enfermedades de transmisión sexual:

Algunas ETS pueden extenderse hacia el útero (matriz) y las trompas de Falopio y causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que puede ocasionar infertilidad y embarazo ectópico (en las trompas). Algunas cepas de infección por VPH en las mujeres también pueden estar asociados con el cáncer cervical. Las ETS pueden transmitirse de la madre a su bebé antes o durante el parto.

Algunas infecciones del recién nacido pueden tratarse exitosamente, pero otras pueden causar que el bebé tenga una enfermedad de forma permanente o incluso la muerte.

Una vez diagnosticadas, muchas enfermedades de transmisión sexual pueden ser tratadas con éxito. Sin embargo, algunas enfermedades de transmisión sexual, como el herpes, no pueden ser completamente curadas y pueden reaparecer.




Comentarios